USO DE MORTEROS

Para el correcto uso de los morteros se siguen los siguientes pasos:
    1. Primero se determina el tipo de junta a usar. La junta puede ser:
      1. "En bloque " principalmente usada en hornos en que los ladrillos no se pueden mover independientemente.
      2. "Entrabada" usada en hornos en que cada ladrillo está sujeto a movimiento individual.

    2. Luego se selecciona el mortero a emplear: el mortero "fragua en frío" se usa para juntas en bloque y el mortero de "fragua térmica" se usa para juntas entrabadas.

    3. Enseguida se decide el modo de aplicación; esto es, si se usará badilejeado o si se hará inmersión.

    4. Finalmente se determina la cantidad a preparar; (Ver tabla I).

PREPARACION: La preparación consiste en realizar los siguientes pasos:

      1. Extraer de la bolsa la cantidad a usar.
      2. Mezclar el material añadiendo agua limpia y batiendo hasta la consistencia deseada.
      3. Probar la consistencia, colocando un ladrillo sobre la pasta preparada:
        • Si el ladrillo ""flota" totalmente es porque le falta agua.
        • Si el ladrillo "se hunde" es porque tiene mucha agua.
        • Si el ladrillo se sumerge sólo la mitad es porque la consistencia es la adecuada.


    APLICACION: La pasta preparada se aplica al ladrillo de dos maneras:
    1. BADILEJEADO: El ladrillo seco se unta con un badilejo en las caras de asentamiento.
      NO USAR MAS DE 1 MILIMETRO entre ladrillos.


    2. INMERSION: También llamado "sopado", el ladrillo es sumergido en la pasta preparada cubriendo sólo la cara
      de asentamiento.


ASENTADO :

SELLADO(GROUTING):

El ladrillo es colocado "al hueso", sin mortero, y las uniones se "sellan" vertiendo una lechada de mortero entre las juntas para herramientas.

PINTADO:

Consiste en recubrir con una capa de pintura de sacrificio, preparada en una lechada de mortero, para proteger al   refractario del impacto térmico inicial del encendido y calentamiento.